La ortopedia dentomaxilar es una rama de la odontología que vigila la orientación del crecimiento del desarrollo facial el cual sucede durante la niñez y adolescencia. Esta hace uso de aparatos especialmente diseñados para guiar el crecimiento facial de acuerdo con las anomalías que presente el paciente.

La ortopedia suele confundirse con la ortodoncia, sin embargo, conllevan dos tipos de tratamientos distintos. En el caso específico de la primera se echa mano de aparatos removibles que actúan en dientes, lengua, labios y músculos para corregir funciones como la respiratoria, masticatoria y de deglución, entre otras. De esta manera se garantiza un crecimiento adecuado de la boca lo que favorece el correcto acomodo de los dientes, evitando malas posiciones dentarias.

Además de corregir el tamaño del maxilar cuando el inferior es más grande que el superior, otros casos en donde comúnmente interviene la ortopedia son: paladar hendido, compresión de los maxilares, crecimientos verticales y mordidas cruzadas.

Para proteger la salud bucal y vigilar el desarrollo dental de los niños es importante acudir de manera regular con un dentista. Él evaluará la necesidad y posibilidad de implementar un plan de tratamiento, el cual puede incluir tanto la ortodoncia como la ortopedia maxilar.

Llama a Hi Dent Odontología y Ortodoncia, en donde un equipo experto de dentistas te dará la solución más adecuada a tus problemas dentales.

Con información de Smileline Clinic, Colegio Profesional de Higienistas Dentales de Madrid y Revista Latinoamericana de Ortodoncia y Odontopediatría.